top of page
  • Foto del escritorDaniela Isabel Ortiz

Bailar con mi pelo

Una vez me salió la Luna como mi talento oculto. En ese momento pensé que se refería a la noche oscura que vivió mi alma. Pero no creí que ese fuera un talento. Más bien podría ser la Fuerza, porque salí de allí.


Ayer, en el medio de una danza propuesta por la guía de Teatro terapéutico gestáltico, nos pidieron que buscáramos un movimiento extraño, que cruzáramos ese borde que no queremos tocar. Me puse a bailar con mi pelo hasta volverlo loco y terminar aleonada, muy lejos de la planchita, la toca y todos esos artificios que van en contra de la mujer salvaje. En esa danza de rulos se me presentó la Luna, la de aquella lectura, con la fuerza con que se presentan las epifanías en esos movimientos cuasi chamánicos.


Mi talento oculto. Mi pelo loco. La locura. Esa locura, esa a la que le temo y que me sigue los pies. Esa a la que amo.


No sé si he llegado al significado de esta carta en aquella lectura, la Luna es demasiado profunda como para alegrarse con estos chapoteos. Pero ahí está, acompañando este camino con sus luces y sus sombras. Completa y de a pedazos.




Comments


bottom of page